Sala de prensa

Los farmacéuticos de la provincia estarán a disposición de los ciudadanos que quieran dejar de fumar


El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Jaén, Juan Pedro Rísquez y la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, Teresa Vega, han firmado esta mañana un convenio de colaboración por el que la institución colegial se adhiere a la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo, a través del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CACOF). De esta manera, desde las 309 farmacias de la provincia (55 de ellas en la capital) se ayudará a todos los ciudadanos que deseen dejar de fumar.

Para el presidente de la institución colegial con este convenio se refuerza la red de farmacias y su apoyo y trabajo para conseguir un índice mayor de deshabituación tabáquica. “Teniendo en cuenta que alrededor del 40% de los pacientes que acceden a un servicio de deshabituación tabáquica en una farmacia consigue dejar de fumar, creo que podemos aportar mucho y bueno en materia de promoción de la salud”, ha informado Rísquez.

Por su parte, la delegada de Salud ha destacado que el tabaquismo es la primera causa de muerte evitable en Andalucía y que un tercio de los casos de cáncer está asociado al tabaco. “Es nuestro objetivo trabajar por la deshabituación y sumar esfuerzos para mejorar la salud y la calidad de vida de la población”, ha apuntado.

La Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo (RASSELH) es una estrategia de la Consejería de Salud y del Servicio Andaluz de Salud que nació en 2010, en el marco del Plan Integral de Tabaquismo de Andalucía (PITA), con el objetivo de desarrollar medidas activas comunes de los servicios sanitarios en el control y prevención de este hábito, y reforzar el trabajo que realizaban los centros sanitarios, a través del intercambio entre ellos sobre estrategias de prevención y deshabituación tabáquica.

Con su adhesión, el Colegio de Farmacéuticos de Jaén se compromete a cumplir ocho estándares, entre los que se cuentan aspectos como la asunción de políticas de ambientes libres de humo, la implementación de servicios de apoyo para dejar de fumar en línea con las mejores prácticas internacionales y los estándar nacionales; la formación y entrenamiento de su personal a través de un plan específico; la identificación de las personas fumadoras, a las cuales se les ha de facilitar los cuidados necesarios; la promoción de salud en los lugares de trabajo; así como la promoción y el control del tabaquismo de acuerdo con las estrategias de salud pública; y la supervisión y evaluación de los estándares de la ENSH-Global periódicamente, al menos una vez al año.


De interés