Sala de prensa

El farmacéutico, un profesional sanitario al servicio de los pacientes hemofílicos en todos los niveles asistenciales


El Colegio de Farmacéuticos de Jaén se une a la celebración del Día Mundial de la Hemofilia, que se celebra mañana, con una campaña de concienciación y sensibilización sobre esta enfermedad. Desde la institución colegial recuerdan que la incidencia estimada por la Federación Mundial de Hemofilia para esta enfermedad se sitúa en un 1 caso por cada 1.000 habitantes. “Hasta un 75% de los casos permanece sin diagnosticar y no recibe un tratamiento adecuado o incluso no recibe ningún tratamiento”, asegura el presidente del Colegio, Juan Pedro Rísquez Madridejos.

Para poder contribuir al diagnóstico temprano de hemofilia, hay que tener presente que la expresión clínica más característica de todas las formas de hemofilia es la hemorragia, manifestada en múltiples localizaciones. El farmacéutico puede sospechar de posible hemofilia en casos de pacientes con antecedentes de familiares con hemofilia, aparición de hematomas durante la infancia, hemorragias espontaneas sin razón aparente. Una vez diagnosticado el paciente, los objetivos del tratamiento son prevenir la hemorragia y, en el caso de que aparezca, tratarla adecuadamente, restaurar y mantener la función articular e integrar a los pacientes en la vida social normal.

La práctica totalidad de los medicamentos autorizados en España con la indicación de tratamiento y prevención de las hemorragias en pacientes hemofílicos, de administración intravenosa, son de uso hospitalario (a excepción de algunos medicamentos con ácido tranexámico y desmopresina). Así, el farmacéutico hospitalario juega un papel destacado en la asistencia sanitaria a pacientes hemofílicos. Con la integración de estos profesionales en los equipos multidisciplinares y de gestión a nivel de hospitales, su papel asistencial ha ido ganando cada vez más peso.

La atención farmacéutica dirigida al paciente hemofílico será continuada por el farmacéutico comunitario durante el periodo ambulatorio del paciente, ya que estos pacientes pueden estar polimedicados y acudir a la farmacia comunitaria para la dispensación de fármacos para otros problemas de salud o simplemente a solicitar consejo sanitario. En ese sentido, cabe recordar que las farmacias comunitarias son los establecimientos sanitarios más accesibles y cercanos al ciudadano, por número, por distribución geográfica y por horarios de apertura: en España hay más de 22.000 oficinas de farmacia en las que trabajan más 50.000 farmacéuticos. Esto hace que el farmacéutico comunitario sea uno de los primeros profesionales sanitarios con los que interactúa un paciente cuando abandona el centro de tratamiento de hemofilia.

Coincidiendo con el Día Mundial de la Hemofilia 2019, el Consejo General de Farmacéuticos ha elaborado y publicado un Punto Farmacológico dedicado íntegramente a este trastorno. Este informe técnico aborda la situación y conocimiento actual de la enfermedad, revisa la farmacoterapia empleada en la práctica clínica, así como otros aspectos del abordaje sanitario al paciente hemofílico.


De interés