Sala de prensa

El Colegio de Farmacéuticos de Jaén y la Diputación colaborarán para dispensar medicamentos a personas con dificultades físicas o cognitivas


El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Jaén y la Diputación Provincial colaborarán para facilitar la dispensación de medicamentos a personas mayores o con dificultades físicas o cognitivas con el objetivo de que este tipo de pacientes puedan tener un tratamiento farmacológico adecuado. Este acuerdo está dirigido a mejorar la calidad de vida de las personas usuarias de los servicios sociales comunitarios a los que por tener este tipo de dificultades les resulta muy difícil seguir de forma correcta las prescripciones farmacológicas que reciben del personal sanitario que los atiende.

En concreto, serán los profesionales del Centro de Servicios Sociales Comunitarios de la Diputación los encargados de detectar y seleccionar las personas beneficiarias de este nuevo servicio en los municipios jiennenses menores de 20.000 habitantes, mientras que los farmacéuticos se encargarán de la preparación y la dispensación de la medicación. Tanto la red de servicios sociales comunitarios de la Diputación, como la red de oficinas de farmacia de la provincia son dos recursos que están presentes en la totalidad de los municipios jiennenses, independientemente de su tamaño o dispersión geográfica, por lo que esto es una de las potencialidades de esta colaboración, destacan desde la Diputación.

Desde las oficinas de farmacia se les entregará a las personas beneficiarias de esta actuación unos dispositivos dosificadores, acreditados para facilitar a las mismas los medicamentos que deben tomar a lo largo del día durante todos los días de la semana. Asimismo, cada uno de estos pacientes recibirá una ayuda de emergencia social con la que harán frente a los 20 euros mensuales que supone el coste de estos dispositivos.

Esta iniciativa se pondrá en marcha de forma progresiva en toda la provincia y a medida que las oficinas de farmacia obtengan del Colegio de Farmacéuticos la acreditación necesaria para la entrega de dichos dispositivos. “Se trata de un proyecto piloto que se irá extendiendo progresivamente a la población que atiende la Diputación y que está dirigido a aumentar la adherencia terapéutica de los pacientes crónicos y polimedicalizados para que cumplan sus tratamientos”, destaca el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Jaén, Juan Pedro Rísquez, que hace hincapié en la importancia de llevar a cabo esta actuación para garantizar la seguridad del paciente. “Se ha demostrado que el mal uso de la medicación aumenta los ingresos hospitalarios e incluso las muertes”, apunta para señalar que “estamos seguros de que este proyecto va a funcionar muy bien y que en breve podrá hacerse extensivo al resto de la población que lo necesite”.

En esta misma línea, la diputada de Igualdad y Bienestar Social, María Eugenia Valdivielso, muestra su satisfacción por la puesta en marcha de esta iniciativa de colaboración con el Colegio de Farmacéuticos que se enmarca en la línea de acción que impulsa la Diputación “para garantizar una adecuada calidad de vida de las personas que por su edad o sus dificultades físicas o psíquicas necesitan de apoyo para continuar viviendo en sus domicilios o con sus familiares más cercano”, concluye.


De interés