Noticias

Los farmacéuticos jiennenses se ofrecen como red de seguridad para la vuelta a las aulas


Ante la preocupante situación epidemiológica y la inminente vuelta a las aulas, el Colegio de Farmacéuticos de Jaén, a través del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, insiste en la necesidad de contar activamente con toda la profesión farmacéutica para hacer frente a la situación de rebrotes que se están produciendo.

El presidente de la institución colegial, Juan Pedro Rísquez, destaca la capacidad de los farmacéuticos españoles y de la red de inteligencia sanitaria que conforman las 309 farmacias comunitarias de la provincia como valor decisivo frente a la COVID 19. “Somos profesionales sanitarios de primer orden que hemos estado, estamos y estaremos en primera fila frente al virus; nuestro único interés es la salud pública”, ha manifestado Rísquez Madridejos. Además, remarca que “los farmacéuticos están preparados para asumir su papel, sólo hace falta que las autoridades pertinentes lo aprovechen”.

Como ejemplo, los farmacéuticos proponen una mayor implicación en la vuelta a los colegios ya que, en colaboración con los equipos de Atención Primaria, pueden ser una red esencial para contribuir a favorecer que sea lo más segura posible.

Esta colaboración entre farmacias y centros educativos cuenta con experiencias anteriores como las desarrolladas en los colegios para mejorar la educación sanitaria con campañas como las  de Plenufar - Plan de Educación Nutricional por el Farmacéutico – con conferencias sobre desayunos saludables a más de 120.000 escolares de todo el país de edades comprendidas entre 10 y 12 años.

También se ofrecen como fuente de certidumbre para toda la comunidad educativa, tanto en formación para los docentes, como para los alumnos, en medidas de higiene y seguridad o estableciendo las farmacias como polos de alerta temprana.

A este respecto, desde el Consejo General se recuerda que la red de oficinas de farmacia es la infraestructura sanitaria más extensa de toda España y que está especialmente integrada en la vida diaria de los barrios y poblaciones. Una red sanitaria accesible, presente en todos los núcleos de población. Cerca de cada centro educativo hay siempre una o varias farmacias, por lo que una actuación coordinada con los centros de atención primaria y los centros educativos permitiría aumentar la seguridad en esta nueva etapa.


De interés